Saturday, October 20, 2007

La madrugada de un día perfecto

Los recuerdos se conservan como sabores que guardan días felicies y tristes, como tú en mi garganta, en mi boca. Como ese sabor de tus labios y el olor dulce de tu piel. Como la prisa de seguir mi día en tu ausencia. Son tan pocos y cortos los segundos contigo y que perduran aún si te vas; cuando regresas a tu mundo, a tu vida real. Eres el sueño despierto y las noches en vela a tu lado. Momentos cortos tomando tu mano, logrando de ti una sonrisa, un suspiro; susurros del cielo en mi oído sordo de tantos gritos.

Es tu piel la fragancia de un día bueno. Y tus piernas la extensión de mi día que termina justo cuando el siguiente empieza con su aroma fresco. Envolviendo nuestros brazos que se enredan deseando no dejarse. Es la sonrisa de mi día tu mueca inconforme al tener que partir. Mi motivo. La fuga al camino cotidiano, al sendero obligado del sueño diario. Y es un sueño recurrente probar tu boca. Eres tanto en tan poco tiempo. Sí, eres lo fugaz de mi ansiedad un segundo antes de verte. La tranquilidad de un beso en la nuca erizada al tacto de mis labios. Horas nocturnas de imprudente y vivaz deseo y la negación de sí mismo en tu tierno pudor que nos limita.

Eres la madrugada de un día perfecto que añora en la ausencia y el éxtasis de un beso sutil. Eres la tersura de tu cuello que cede y se contiene. Eres la dura conciencia. Segura. El tajante rechazo de lo que no te viene bien. La certeza y la imprudencia. Burla y coqueta provocación. Y eres la sensualidad que no me deja en todo el día de dar vueltas. De traerme de regreso a tu lado.

Monday, August 27, 2007

ruido de la noche quieta

De luz de tu rostro inocente se llenan mis ojos. Mis pupilas me alimentan
no dejo de pensarte y eres lo único posible, la única respuesta cierta
mi mente no se aleja, mis pies no se detienen. Las dos puertas abiertas
de una o de otra forma llego a tu lado y de golpe la realidad me aleja

Todo el tiempo repaso tu sonrisa plena, tu hermosa sonrisa ingenua
aclaro mi mente y apareces tú. Se dibuja tu dulce silueta
en un recuerdo respiro tu esencia, la bondad de tu alma sosiega
me rindo en una guerra inexistente. Mi mirada retadora se doblega

Allá donde el sol aparece, mis manos tibias te anticipan y en mi deseo vuelan

y donde acaba la noche larga, sigues aquí latiendo como siguen mis ojos en vela
en la madrugada fría en que duermes cansada, mi cuerpo centinela de tu sueño aleja
cualquier sueño malo o un alma inquieta que quiera tomar tu aliento por sorpresa

el deseo carnal se oculta no lo necesito alerta
tu ternura que duerme leones despierta mi bondad escueta
inspiradora de sueños, ruido de la noche quieta
juegos de peligro intenso que de ti nacen y me liberan


Friday, August 10, 2007

Dios es luz y la luz toca todo y a todos

Mi viaje sin sentido

buscando entre frases viejas
que te carguen mi emoción
mientras que quiero que sientas

lo que duele en mi interior
la tristeza quiere agriarse

yo dormido me hago el muerto
mil suspiros resignados

agitándome despierto
sin motivo, abandonado

sin dormir por un momento

Esa sabiduría pregonada

ya tan lejos de mi mente
corazón roto y sonrisa lejos

y mis ojos inconscientes
por horas, por días, por momentos;

mientras más quiera escapar
entre razones necias

que sólo te quieren negar

en nada encuentro sociego

ni en las imágenes turbias
ni en los rostros extraviados

tampoco los días de lluvia
en que dormitaba asu lado

ya no encuentro las respuestas

en este sudor que es tan frío
ni habrá paz en la pasión

ni en esas risas ajenas
tan carentes de sentido
ni a la vuelta de la esquina
ni en su dios o en el destino

No más pasos hacia atrás
si esto no funciona un poco
si esto no me enseña más
habrá qué caminar en corto

si en continuar no hay sentido
y en el viaje tú no irás
si la paz no es el motivo
al menos que sea el final
aunque tú no estés conmigo

buscándome frases nuevas

que te carguen mi tristeza
ni mi audacia nos libera

ella quiere atar tu escencia
derrumbado en mi derrota

sin saber de donde llegas
si eres paz o si eres guerra

o eres mi esperanza muerta
si eres ese día a día

mi forma de estar en vela.

Wednesday, July 4, 2007

El árbol de respuestas

Somos un árbol de respuestas. Esa conciencia dormida que no quiere ver más. La negación de la evolución. La anestecia de la verdad. La ignorancia hasta la aberración de creer que sabemos sin estar concientes. Aprendizaje e incomprensión. El inquilino incómodo del universo. El asesino del ser y el creador del desequilibrio, de la verguenza.

Somos un árbol de respuestas. La tranquilidad y la meditación. Somos parte de todo y la conciencia viva. Somos la abstinencia y bebemos del río de sensaciones. La materialización del amor de la tierra. Somos un espejo y somos luz. Y lo que hay entre nosotros es luz que da vida al mundo que es Dios.

Friday, March 30, 2007

vinagre

que el amor vive para siempre suspendido sólo, entre dos o más. Química y cuerpo.
y del cuerpo se alimenta y de los sentidos se vale para sentirse eterno vivo o muerto
que en sus horas pasan días y que es vapor que asciende discreto sobre la piel

que te baña de calor pero se entrega en el aliento y te quedas sin nada por dentro. Sin él.
y llena a otro pues para eso es el amor de diario, para darse por completo
y si no y se deja dentro del cuerpo agriándose como vino viejo
ese amor es vinagre, gemidos ecos, ternura ceniza y miedo espeso.

el amor es diario al otro y riega con destellos cotidianos los árboles de recuerdos
y es esa sensación fresca al despertar y esa libertad de largarte y regresar
es la imaginación del deseo y la magia de juntar la locura nuestra con lo ajeno
sorbos de agua fresca que no te sacian y cada trago te libera luego
es darse y quedarse lleno de deseos, de nuevos momentos que no aún no llegan
o es un cuento irreal, un altar de alabanzas y un árbol de cerezas agrias si hay miedo.

Monday, March 19, 2007

Me perdí en un dolor que me quemaba. Vi una caldera que son mis miedos y una luz demasiado lejos. No quise ir tras ella para sufrir más tiempo. Eres lo más y lo menos. Éxtasis y desdeño. La ausencia y el amor más grande. El tiempo en paz y la violenta posesión del deseo. Eres un recuerdo. Una probada de amor que se disuelve al comerlo.

Wednesday, February 21, 2007

Una semilla sobre el pavimento

Semilla en el pavimento. Un desprecio repentino. Una mirada comprometida, indiferente. Un par de labios de ansiedad. Un reproche lacerante. Un eterno abandonar. Siempre a mitad de la noche. Una imagen de ese instante; del paso arrebatado, del grito desgarrado; del odio y del placer; de abrir la boca sin saber; de estar y no ser necesitado; de querer pertenecer. De ser una pequeña semilla fertil, en un mundo que no te quiere con él.

Fuera de donde debieras. Fuera de tu lugar. Desconociéndote, negándote. Derramando tu vida en cada segundo de aceptación. Aplaudiendo con muecas podridas tras de una sonrisa de vendimia. Ansioso infeliz. Corriente y vulgar. Discreto matiz de soledad.

Tuesday, February 20, 2007

Si pudiera decirte vuelve
consolar tu llanto, tomar tu mano
lograr que me vieras destrozado
maniatado y desistiendo
y sólo correr a tu lado.

Si pudiera obligarte a ser valiente
que vieras mis sueños y los quisieras
mostrarte los planes que se disuelven
abandonados.Moribundos. Dependientes.

Si pudiera cambiar lo que tengo, por lo que necesitas
y fueras la única persona que importa en mi vida
olvidaría aquella otra que nunca me olvida
ignorando a quien no me abandonaría
sentenciando y castigando al inocente
al que aún cuando fuiste lo único
me esperó siempre paciente
a mi lado. En silencio. Sin odiarte y complaciente

ese que llora en mi llanto
ese que queda de pie cuando me desquebrajo
ese que ignora el desprecio
y al volver me abraza en su regazo

pero de olvidarme de mi ya fue suficiente

Thursday, February 15, 2007

Libertad Bajo Palabra. Octavio Paz

Allá, donde terminan las fronteras, los caminos se borran. Donde empieza el silencio. Avanzo lentamente y pueblo la noche de estrellas, de palabras, de la respiración de un agua remota que me espera donde comienza el alba. Invento la víspera, la noche, el día siguiente que se levanta en su lecho de piedra y recorre con ojos límpidos un mundo penosamente soñado. Sostengo al árbol, a la nube, a la roca, al mar, presentimiento de dicha, invenciones que desfallecen y vacilan frente a la luz que disgrega.Y luego la sierra árida, el caserío de adobe, la minuciosa realidad de un charco y un pirú estólido, de unos niños idiotas que me apedrean, de un pueblo rencoroso que me señala. Invento el terror, la esperanza, el mediodía - padre de los delirios solares, de las falacias espejeantes, de las mujeres que castran a sus amantes de una hora.Invento la quemadura y el aullido, la masturbación en las letrinas, las visiones en el muladar, la prisión, el piojo y el chancro, la pelea por la sopa, la delación, los animales viscosos, los contactos innobles, los interrogatorios nocturnos, el examen de conciencia, el juez, la víctima, el testigo. Tú eres esos tres. ¿A quién apelar ahora y con qué argucias destruir al que te acusa? Inútiles los memoriales, los ayes y los alegatos.Inútil tocar a puertas condenadas.No hay puertas, hay espejos. Inútil cerrar los ojos o volver entre los hombres: esta lucidez ya no me abandona. Romperé los espejos, haré trizas mi imagen -que cada mañana rehace piadosamente mi cómplice, mi delator. La soledad de la conciencia y la conciencia de la soledad, el día a pan y agua, la noche sin agua.Sequía, campo arrasado por un sol sin párpados, ojo atroz, oh conciencia, presente puro donde pasado y porvenir arden sin fulgor ni esperanza. Todo desemboca en esta eternidad que no desemboca. Allá, donde los caminos se borran, donde acaba el silencio, invento la desesperación, la mente que me concibe, la mano que me dibuja, el ojo que me descubre. Invento al amigo que me inventa, mi semejante; y a la mujer, mi contrario: torre que corono de banderas, muralla que escalan mis espumas, ciudad devastada que renace lentamente bajo la dominación de mis ojos.Contra el silencio y el bullicio invento la Palabra, libertad que se inventa y me inventa cada día.