Friday, February 14, 2014

AA

Adriana Argelia: 

Aquí, lejos del encandilamiento que tus ojos me provocan o los nervios que siento cuando está tu cuerpo cerca o la distracción si percibo en el aire tu aroma, puedo decirte lo claro que veo cuanto me gustas por todo lo demás que no son tus ojos o tu cuerpo o tu aroma. Es tanto lo que de ti amo: 

Amo cada momento en que te esmeras por dar lo mejor de ti. Siempre. No tienes duda ni un segundo de qué debes hacer cuando se trata de darte completamente, por que sabes perfectamente quien eres. Amo eso y amo quien eres. 

Amo los valores que rigen tu vida y que han sido luz en días oscuros y de gozo, que han sido la canción en días felices, que además han sido todos por que por muy duro que sea el aprendizaje, sabes y quieres ser feliz. Eres feliz a diario y terminas tu día sonriendo. Eso me hace sentir seguro a tu lado.

Amo el comprometido ser que quiero ser de vuelta. Un hombre congruente e Íntegro. Me inspiras a ser mejor y lo soy con cada paso, por que te mereces lo mejor y yo se que puedo darlo. 

Amo la gentileza con la que tratas a los demás, a un desconocido si necesita nuestra ayuda. Amo tu felicidad. Amo la facilidad con la que te adaptas, a lo que sea. Por amor. Si te inspira el amor sabes dignamente obtener lo que sea. Y sabes vivir ese momento, por que amas la vida. Como yo. Amo que entiendas por qué amo volar y que vueles. Sola, conmigo... ¡amo que vuelas!

Amo tu humor. Tus carcajadas y tus sonrisas. La empatía que sientes por mi raro humor simple y que a veces puedas comprenderlo. Eso es invaluable para mi. Tus carcajadas son para mi como los aplausos para un actor adicto a la admiración. Yo soy adicto a ellas. 

Amo que me trates con ternura cuando estoy enfermo o triste y lo notas. Amo que lo notes con tu suspicacia. Amo tu suspicacia y que la uses para evitar ofender a alguien con tus comentarios y no para manipular. Amo tu franqueza y cómo la cubres con sutileza para no lastimar a alguien. Amo la inteligencia con la que te relacionas y cuidas a tu prójimo. 

Amo como decides tu actitud ante la adversidad y la humildad con la que reconoces tu carencia de conocimiento, pues eso delata otra cualidad que amo: tu disposición por aprender. 

Amo la dulzura con que consideras mis caídas y carencias. 

Amo cómo has tomado la oportunidad de amar a mi familia por que sabes que son parte de mí. 

Amo cómo tratas a los niños y cómo ellos no pueden resistirse a amarte. Amo la confianza con la que expresas tus ideas y cómo siempre estás dispuesta a enseñar a quien esté dispuesto a escuchar.  

¿Por qué es importante que lo sepas? date la oportunidad de creer. De creer más que nunca que te amo. Que estoy enamorado por ti, por tu atractiva personalidad, pero te amo también. Que estoy enamorado pero también te amo. Mientras dure lo enamorado y después también te amo.